24
Sep

Las casas pasivas, una alternativa de hogar asequible

En varias ocasiones hemos alabado las bondades de este tipo de casas cuyo diseño, construcción y uso respeta el medio ambiente; además de suponer un ahorro para el bolsillo de las personas que viven en ellas. 

Y con esa premisa en mente, el Ayuntamiento de la localidad de Norwich (en el Reino Unido) puso en marcha un concurso público para crear un centenar de viviendas asequibles para sus vecinos. Unas casas pasivas que se encuentran en la céntrica calle de Goldsmith Street. 

Pero no solo se trata de hogares respetuosos con el entorno, sino que su destino final cumple una importante labor social. Parte de estas viviendas irán destinadas a personas con bajos ingresos a los que les resulta complicado encontrar una vivienda digna. Y todo se hará por medio de una iniciativa pública de rentas accesibles por parte del Ayuntamiento. 

Filosofía passive house

Así, el estudio de arquitectura Mikhail Riches (al que pertenecen las fotografías) se hizo con este proyecto para hacer estas viviendas que, además, sirviesen para revitalizar esa zona de la ciudad inglesa. “El diseño busca reintroducir calles y casas en un área de la ciudad que de otro modo está dominada por bloques de pisos del siglo XX”, afirman sus responsables. 

Desde este estudio de arquitectura se basaron en un principio en la premisa de que estas casas debían seguir un modelo de bajas emisiones de carbono y, para lograrlo, diseñaron y construyeron estas casas con orientación al sur. Una idea, dentro de la filosofía de las casas pasivas, que incide en el medio ambiente gracias a la reducción de los costes de electricidad y calefacción. 

Por si esto fuera poco, y además de otras medidas ecológicas, este centenar de viviendas sostenibles cuentan con unos tejados cuya inclinación especial maximiza la entrada de luz solar. Algo esencial en un país donde las nubes son las protagonistas de muchos de sus días.