18
Dic

Madrid trabaja para convertirse en una ciudad más verde

La capital española ya forma parte de la organización ‘Green and Healthy Streets Declaration’ coincidiendo con la celebración de la 25ª Cumbre del Clima esta semana. ¿Y esto que quiere decir? Hablamos de una iniciativa sostenible basada en la descarbonización de los vehículos de transporte público, así como en la creación de zonas cero emisiones. Es decir, Madrid lo que quiere ser en un futuro no muy lejano es una ciudad más verde y amigable medioambientalmente.

Y qué mejor que hacerlo cuando en la capital se han dado cita líderes políticos, sociales y empresariales para luchar contra el cambio climático y alcanzar el objetivo establecido por la ONU de reducir las emisiones el 7,6% anual de aquí a 10 años. Un encuentro donde, además, se ha puesto el foco en las ciudades (y Madrid ha tomado buena cuenta de ello) como principales protagonistas para reducir las emisiones de carbono y el consumo de energía, así como optimizar la gestión de residuos, y, por tanto, lograr ciudades más sostenibles.

Y para ello, desde el Ayuntamiento de Madrid tienen previsto convertir en la primera zona cero emisiones con la que contará la ciudad a partir del próximo año y para ello quieren peatonalizar la única vía que queda en la plaza que permite el paso de vehículos a motor. Asimismo, la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) adquirirá autobuses cero emisiones de forma exclusiva a partir de 2025.

Ideas a las que se une la aprobación del Plan de Infraestructura Verde y Biodiversidad con 196 líneas de acción que introducirán calles verdes, más especies, fomentarán los jardines verticales o considerarán los balcones como potenciales espacios vegetales.

Madrid es ya una de las capitales más verdes

Esfuerzos que por ahora van por buen camino ya que Madrid es ya una de las capitales más verdes al contar con más de 5,7 millones de árboles de 500 especies diferentes, 6.000 hectáreas de zonas verdes -18,26 metros cuadrados de vegetación por cada habitante- y más de 5.000 calles arboladas. Este plan busca tratar todas las zonas verdes como un conjunto e incrementar sus beneficios para lograr esa urbe con sello green.