13
Mar

El futuro de los hogares: las viviendas modulares

Las nuevas tendencias en materia de arquitectura y construcción han puesto sus miras en el medio ambiente como el espacio a proteger, pero sin que por ello se vea mermada la calidad o el confort de las personas que van a vivir en esas casas. Y es en este punto cuando surgen los nuevos hogares modulares con precios más económicos y que además están listas en menos tiempo.

¿Y qué se entiende por vivienda modular?

En este caso se trata de un proceso de construcción, de casas o edificios que se lleva a cabo mediante la unión de secciones o módulos que son hechos en una fábrica y posteriormente transportados y montados. Y así, como si de un juego de niños se tratara se da vida a ese hogar.

Lo bueno en este caso es que al colocar simultáneamente las paredes, los suelos, los techos y las cubiertas, el sistema permite reducir sustancialmente el tiempo necesario de los trabajos.

Por si fuera poco, la conciencia ambiental y la sostenibilidad de las casas es otro punto que siempre se tiene en cuenta y que se aplica sobre todo en este tipo de viviendas. Así pues, los fabricantes están concienciados con este asunto y suelen emplear en su mayoría materiales que son ya reciclados. Todo ello para conseguir viviendas ecológicas y prácticas tanto a nivel térmico, acústico o energético, como en el propio proceso de construcción. Y es que este precisa un bajo consumo energético, además de que usando materiales que son naturales y reciclables el resultado es de un menor impacto ambiental.

Los materiales que se usan sobre todo son:

  • Madera: Se trata de un material orgánico y respetuoso con el medio ambiente, con una elevada durabilidad y resistencia a la humedad, gracias a lo cual la temperatura en el interior es constante.
  • Acero: Dota de resistencia a las casas modulares construidas en este material y pueden realizarse formas arquitectónicas muy interesantes. Además, la tecnología y flexibilidad del acero permiten la realización de proyectos más complejos.
  • Hormigón: Un método, sin duda, más rápido que el utilizado en la construcción de casas tradicionales, donde las paredes están construidas ladrillo sobre ladrillo.
  • Corcho: es uno de los materiales alternativos e innovadores que se pueden utilizar en la construcción modular. Es un material natural y ecológico, producido en el país, con bastantes ventajas a nivel térmico, acústico, de seguridad y mantenimiento en comparación con los materiales tradicionales de construcción. Además, es estéticamente agradable y que no requiere mucho mantenimiento.
  • Para que estas viviendas modulares sean passivhaus, el módulo en su conjunto debe cumplir con todos los requerimientos técnicos de este estandar constructivo

Estos son los ‘ingredientes’ que hacen de estas casas nuevos espacios modernos, ecológicos y personalizados al gusto del futuro inquilino.